31 oct. 2016

¿Y si hablamos de libros?

Sé que os gusta leer, por algo estáis aquí leyendo esto.
Pero, exactamente ¿qué esperas cuando decides abrir un libro?
Y no hablo de aquellos libros que nos eligen, no. Y no dudes que lo hacen.
Hablamos de los que eliges tú. Bien por la temática, por el autor o por su título. Exactamente, ¿en qué te basas a la hora de elegirlos?
¿Te importan o te llaman las portadas?

Unas de las portadas más emblemáticas de la literatura

Y a ti ¿te ha elegido un libro alguna vez? ¿Te ha perseguido? ¿Te ha hecho sentir que debes leerlo, aunque fuese totalmente ajeno a ti o a tus preferencias? A mí, sí. En algunas ocasiones, he tenido incluso que dejar el libro con el que estaba, porque ese otro se ha entrometido, haciéndome desviar mi atención definitivamente hacia él. Y no es que el libro que estuviese leyendo no me atrajera o no fuese suficientemente bueno, que lo era, simplemente no era su momento.

¿Te ha decepcionado un autor al que tuvieras en alta estima o has escogido un libro con muchas ganas y tras una, dos o incluso tres oportunidades lo has tenido que cerrar porque no podías con él?
Sí, y con toda la pena de mi corazón lo he tenido que cerrar. Algunos hasta dos veces. “Cumbres borrascosas” o “La piel del tambor” son algunos de mis atragantados.
¿Te ha atrapado un autor o libro, pese a que dabas por hecho que jamás tocarías nada del mismo?

Uno de mis imposibles


Un pequeño test para conocernos mejor, literariamente hablando.
Contesta al hilo de este post, de un total de 100% que tanto por ciento de importancia das.
Cuánto influye en tu decisión…
¿La editorial?
¿El autor?
¿La portada?
¿El volumen de la obra?
Y, por último, aunque no menos importante: ¿qué parte corresponde al título?

Principalmente, leo por capricho, por recomendación o por necesidad (en el caso de libros didácticos) casi nunca o rara vez me fijo en portadas, volumen del libro o el título. Lo que me lleva a este maravilloso vídeo que mi amiga María Requena compartió hace unos días,  de una famosa librería en Sevilla, “El gusanito lector”, que lleva a cabo esta genial idea. 
¿Comprarías un libro a ciegas? Yo, rotundamente sí.






24 oct. 2016

Musas e inspiración

Una de las cosas que más feliz me hace en la vida es escribir.
Me fascina sentarme delante de la hoja en blanco y dejar fluir los pensamientos, de manera fácil y natural. Me gusta hacerlo por las mañanas, cuando me levanto, sin prisas y mi mente empieza a bullir.

Escribo lo que me ronda, o sobre una imagen inspiradora o una palabra que siento que merece mayor atención. A veces, simplemente, continúo lo que tenía entre manos. Otras, transcribo antiguas notas o ideas para convertirlas en relatos o pensamientos.

Pero otras veces; es abrir los ojos y las escenas o personajes comienzan a invadirme. Me hablan entre susurros, bueno... también a gritos. Y doy vueltas porque quiero dormir un rato más, es festivo y puedo. Pero no, ellos se empeñan en contarme sus vidas, sus inquietudes, sus opiniones o incluso deciden discutir.
Ahí, ya sí, tengo que levantarme; poner orden y sentarme a escribir apenas con los ojos legañosos. Anoto frases aquí y allá. Incoherencias que voy captando, mientras enciendo el ordenador, hago un poco de café y me río con las diatribas de unos y otros.
Así es, de verdad, no exagero ni bromeo.
Luego plasmas las ideas en el folio o un documento Word, ellos se relajan, cada uno a sus quehaceres y comienzas a releer todo lo que te han contado, dos horas después, porque los pensamientos siempre son más ágiles que las palabras, tienes un batiburrillo de frases inconexas que debes encajar, darle forma y sentido.
Y de repente, todo comienza a fluir y apenas sin darte cuenta tienes una historia maravillosa “o al menos a mí, me lo parece” que te hace reír, llorar y ser feliz a partes iguales.

Y Me alegro de que me despertaran sus palabras, porque me han elegido para darles voz, para transmitir sus historias y para contar, a quien me quiera leer, que dentro de mi hay un amplio mundo interior con mucho que decir.


De lo amargo del café


17 oct. 2016

Detalles para la imaginación

A mi hermana...

Y de todos los regalos que había bajo el árbol yo elegí la libreta. 
En principio, la escogí pensando que era un libro, supongo que por esa debilidad que siento por los libros desde muy pequeña. Tan solo tuve que tocar el paquete para averiguar que no lo era. Lo abrí nerviosa. No recuerdo el papel de regalo, pero seguro que era bonito, porque ella se encargaba de elegirlo especialmente para mi y todos mis regalos iban envueltos con ese mismo papel.

Era una libreta de gusanillo blanco, la portada era turquesa con dos chicas muy estilosas que aparecían sonrientes. “Es una libreta de niña grande”, pensé mientras observaba que las hojas eran folios blancos y lisos. Se acabaron los cuadros y las rayas; ya era lo suficientemente mayor para escribir en una libreta en blanco y que mi escritura fuese firme, sin hacer olas o torcer renglones.

Imaginación
La abracé contra mi pecho y discretamente aspiré su olor.

Mi familia permanecía expectante. ―¡Abre otro regalo! ―decía mi hermano impaciente. Pero yo no quería nada más, ahora quería sentarme a imaginar e ir rellenando las inmaculadas páginas de ese cuaderno.
Pero debía seguir descubriendo regalos.
Mis padres hacían ese paripé todos los años y yo les seguía el juego. ¿Hasta cuándo? No lo tenía claro. En el fondo me gustaba. Era la más pequeña de la casa y si me hacía mayor se perdería toda la inocencia y emoción que aún se respiraba en determinadas fechas.
Miré a mi hermana sin soltar la libreta y agradecí con la mirada; sin duda era ella el artífice de ese gran regalo. Me guiñó un ojo y sonrió.
Abrí el siguiente regalo con entusiasmo, pero con la libreta debajo del brazo. Era un paquete pequeño y alargado, envuelto con el mismo papel y mimo. Lo desenvolví con las miradas de todos en mis manos. La caja contenía un precioso bolígrafo turquesa con cristales brillantes que centelleaban como diminutos diamantes. Lo saqué con cuidado de la funda y lo cogí entre los dedos como si fuera a escribir, para familiarizarme con él. El clip era una pestaña plateada con mi nombre grabado en letras de imprenta.

Volví los ojos a mi hermana de nuevo, y vi que sonreía satisfecha.
“Ya tienes tu kit de escritora”, me susurró y no pude más que sentir una enorme emoción.

Desde entonces mi amor por las libretas ha ido en aumento. La colección es cada vez mayor, me llegan de todas partes y por todos los medios al igual que los bolígrafos. 

El kit de escritura me acompaña siempre: en cualquier bolso hallarás un bolígrafo de diferente tamaño o color y una libreta pequeña con notas, ideas o fragmentos. Algunas en blanco a la espera de su momento; otras descansarán por siempre en un cajón porque son demasiado bonitas para usar o porque tienen una gran carga emocional para exponerlas al uso o el desgaste.
Siempre recordaré aquella primera libreta y el bolígrafo que con tanto cariño y quizá con un “mucho” de intuición, mi hermana me regaló hace ya casi tres décadas.

Algunas de las Libretas de mi colección

14 oct. 2016

Concurso Fotos y Literatura

Interesante el concurso que ha lanzado la web Fotos y Literatura

Os dejo la información...

http://www.librosyliteratura.es/concurso-fotos-y-literatura-2016.html


BASES ABREVIADAS CONCURSO FOTOS Y LITERATURA 2016

http://bit.ly/fotosyliteratura

1. Envíanos entre 1 y 3 fotos de temática literaria a fotos@librosyliteratura.es. Ofreceremos un premio de 300€  a la mejor foto participante como blog literario, y otro premio de 200€ para la mejor foto participante a título personal. Además, publicaremos una selección de las mejores fotos recibidas en nuestro Anuario Libros y Literatura 2016, que editaremos próximamente.

1.a) Si participas a título personal, envíanos junto a tu(s) foto(s) tu nombre y apellidos, edad, población y país de residencia, título de la foto y una breve descripción.

1.b) Si participas como blog literario*, envíanos junto a tu(s) foto(s) tu nombre y apellidos, edad, población, país de residencia, título de la foto y una breve descripción, nombre de tu blog y la url o dirección web del mismo, donde tendrás que redactar un post copiando estas bases abreviadas y publicarlo en la página principal del mismo.

2. Tanto si participas en el concurso de fotos como si no, si publicas el siguiente banner animado en una o varias de tus redes sociales (Blog, Twitter, Instagram, Facebook, Pinterest…) con más de 100 contactos** y un enlace hacia http://bit.ly/fotosyliteratura, entrarás en el sorteo de 21 lotes de 4 libros y un curso de gramática ofrecidos por nuestros patrocinadores, con una participación por cada red social en la que nos difundas. Puedes ver los premios en http://www.librosyliteratura.es/premios-fotos-y-literatura-2016.html Solo se realizarán envíos en territorio español. Envíanos tus datos a fotos@librosyliteratura.es . Puedes descargar los banners haciendo clic sobre las imágenes.

Fotos y Literatura 2016

2. b) En el caso de no poder insertar imágenes del tipo .gif o que esta no se reproduzca adecuadamente, se podrán utilizar estas tres imágenes estáticas:

fotosyliteratura2016-1 fotosyliteratura2016-2 fotosyliteratura2016-3

*: Blogs de temática principalmente relacionada con la literatura, con al menos 10 entradas publicadas y con al menos una entrada publicada antes del 1/07/2016

10 oct. 2016

Declaración - Serie de microrelatos

Al abrir mi libro para retomar la lectura comenzaron a caer trozos de papel que volaban de forma caótica, los recogí agrupados en un puñado y traté de ordenarlos leyéndolos curiosa. Él, mi amigo, al no encontrar palabras afines a sus afectos, las había tomado prestadas de grandes poetas y pensadores. Con breves poemas dibujaba sus sentimientos hasta la última que contenía una cita y un “te quiero”.


Este relato pertenece a una serie de micros publicados en Diversidad Literaria.